noviembre 30, 2007

la hondonada

La noche en la hondonada
es amarilla
de focos cada dos cuadras
con alambre atrapa sueños

las únicas luces ciertas
en la circunvalación
marcan el límite
la brecha
el cemento que resiste al polvo
las luces blancas que indican
más allá si,
la promesa

6 comentarios:

brasil dijo...

Es la luz al final del tunel. Pero los que viven del lado de acá, nunca llegan

el-warren dijo...

Si. ES así. Quienes alguna vez vivimos la periferia (in any sense)lo sabemos

Thunder Krapp dijo...

Yo sé que vos sos de Lanús. Mi prima es de Lanús. Ahora bien: lo único que te falta es tener un buen cachorro viejo pastor inglés que tengo a la venta en mi blog. No te lo pierdas. Salut!

basilia dijo...

los alambres de puas son unos verdadros trampasueños aunque siempre hay una promesa por algún borde: buen finde para vos tmb :)

EmmaPeel dijo...

brasil: no llegan, no

warren: puede ser, si

thunder: no soy de lanús, m´ijo

basil: este no era de puas pero parecía

besotes mishón

Acercandra dijo...

suburbana Peel
alma de bandoneón