enero 21, 2008

Leyendo a Selva

De chica me gustaba mucho leer y me destacaba en las composiciones escolares, pero nunca se me ocurrió ser escritora. Yo quería ser periodista. Me parecía que sólo en ese género valía la pena explotar esa “facilidad con las palabras” que mis profesoras de literatura decían que tenía. Por supuesto asociaba a la prensa escrita con un lugar de “verdad” y de “justicia” y entonces era una chica muy seria y preocupada por el mundo. Así que terminé el secundario y me metí en la facultad a estudiar comunicación social. Estuve tres años ahí y un buen día me di cuenta que los problemas del mundo ya no me interesaban tanto, que la mayoría de mis compañeros eran unos imbéciles que querían ser presentadores de noticias en tv y que yo no tenía nada que ver con todo eso. Y en esos tiempos la literatura se me presentó como el sitio más amable donde podía estar y empecé a escribir mis primeros relatos.

puedo llegar a intuirme ahi,
loco no?

5 comentarios:

Suarez dijo...

Yo también me anoto...

Fulvio Jácher dijo...

Pasé por el periodismo y rajé como las ratas.
Hoy leo en titulares que Edgar Vivar se sometió a un by pass gástrico y me agarra una picazón de la gran siete.

EmmaPeel dijo...

suarez: claro, usté también es del clan amigo

fulvio: yo leí esa noticia ayer, se me sumó a la muerte de Charlie en Lost (me estoy poniendo al día) y encima llegué a la casa y se me había muerto el potus, día negro!

Anónimo dijo...

Acaso te plagiaron? Hay que hacer una denuncia inmediatamente

EmmaPeel dijo...

anoni: noooooooo! en todo caso hay plagio de recuerdos, y bienvenidos son, salutti