octubre 05, 2009

Reescribir la historia

Como en esos comics que te armabas a medida en las siestas embrutecedoras de extremadura sur, de la mano del fetichista de los pies grandes (sería mi novio ideal) se reescribe la historia: el oso judío con ojos de niño cruel y sed de chacal, el andar de velocirraptor de Hans Landa y su olfato para la miseria y la figura de Shoshana recortada en el ventanal cual troyana esperando vengar el polvo de sus huesos. Punto aparte para Brad, que es un poco Wayne y otro poco Brando.

7 comentarios:

hermano dijo...

Descripción cremosa.

EmmaPeel dijo...

qué chucho me da esa definición, hermano

alberto del campo dijo...

El alamo..
John Wayne.
¡¡¡que vista!!!
un beso
dr. Alberto del Campo

el subco dijo...

lo brutal de la sintomatologia es la sintomatologia...cual sera la distancia, en la historia, entre semejante transaccion y el espejo?
esto me pasa por escuchar hablar al indio solari...o leer a las escritoras de los '90.

principio de incertidumbre dijo...

Esta se la debo; todavía no vi la nueva de tarantino.


Mitad brando mitad wayne, qué halago, mamita.

AL-JAZERRA dijo...

Hola Palm, si habremos bailado (mal)los chicos argentos de los 60 con la canción por Frankie Avalon,(muy a la manera de "Jinetes en el cielo" -marcadita-) o muy dulzona por Ray Coniff ( mucho bronce-trombón).
Ahora que lo pienso bailabamos cualquier cosa...
alejandro

EmmaPeel dijo...

maestre yo estoy en etapa bailocualquiercosa

besos