marzo 09, 2010

overdressed

Obviando la flia y algunxs amigxs, que no son relaciones sino partes de uno de las que no se transplantan, como los pies o el cerebro, esta mañana caí en la cuenta que mi relación más duradera la mantengo con Sebastián, mi peluquero. Creo que es porque hace de mí lo que quiere y yo lo dejo hacer.

Llego, me pide un cortado en jarrito con dos de azúcar al bar de al lado, le pregunto ¿todo bien?, contesta todo bárbaro, sigue ¿qué hacemos?, lo que quieras le digo y así. Ni una palabra más. Yo dormito con media sonrisa y él tijeretea.

Esta semana en la conversación-telegrama metí un bocadillo de más. Le dije que estaba muy en versión bardera de Amelie, pero que hiciera lo que quisiera. Entonces agarró la tijera, después la maquinita esa que suena pfiiiiiiiiiiiiiiiiiii y que me hace rasquitas de las lindas en la nuca. Quedé como extra de película futurista post apocalíptica, los lados cortados como a mordiscones, flequillo polémico. También doy tecladista de Duran Duran en los 80´s.

Me miro al espejo y todavía no me reconozco. No es la primera vez y no me asusto, ya sé que lleva unos días.

El corte nuevo tiene alta ascendencia entre las chicas, lo noté. Mi oftalmóloga saludó más efusiva que otras veces y la hija del verdulero me pidió el teléfono con la excusa de no sé qué.

*

La RubiGuonder está en NY, yo la extraño horrores. Le dio saudade de sudamericanía y se fue a comer ceviche, su favorito. En el restó suenan Los Enanitos Verdes. No recuerdo banda con frontman más feo.
Encontrar una groupie de Marciano Cantero, nuevo desafío, onda para informe de programa de Chiche.

*

Yo no sé si será cosa del angelito de la guarda, de la Iemanjá a la que me destinaron una noche de agua fría en la Biarritz bonaerense o qué, pero ando con ganas de inmolación y la ocasión no se presenta.

La manía tremenda me susurra al oído izquierdo que el sincericidio será con final feliz. El tachero canta la noche en que dejaste de actuar, sooooooloooooooo y yo le hago coros. Convencidos, ambos dos. Danger.

Habrá más novedades para este boletín.

*

Escucho conversaciones overdressed, y me copa simplificarlas. Como cuando M. me preguntò qué decía mi horóscopo para esta semana y le contesté parece que voy a estar bien de guita y garchando lindo.

*

En el laboratorio de Shafte leo frase ingeniosa. No voy a recordarla exactamente (como casi todo estos días) para poder hacer la cita, pero el sentido me estuvo dando vueltas.
Si tuviera que explicarlo, este post sólo diría: dejar hacer y disfrutar de lo que salga. Eso.

7 comentarios:

Laura dijo...

Querida, usted es mi ejemplo del "relajate y goza".
Cuando llegué a la tercera linea de tu relato estaba por clavarle yo personalmente al peluquero la tijera en la yugular. ejem...
relajarmeygozar.relajarmeygozar. y asi 100 veces.
Hasta estoy considerando seriamente la opcion de agarrar y acometer con los 6 volumenes de Starwars.

cecilit dijo...

si si, este estilo es lo más, le sienta bien Emma. lo que salga..sale bien!

brasil dijo...

el secreto no está en tus ojos, sino en el primer párrafo. Evidentemente

EmmaPeel dijo...

Lau, acometa con las starwars viejas nomàs y mucho pocholo. Gracias por pasar!


Cecilit, venimos onda verde total =D besos

brasilete: hoy alguien que me conoce y quiere mucho me dijo "el secreto està ahi" y es verdad

besos mishòn

Anónimo dijo...

Mi mamá siempre me dijo que a Rolo (coiffeur), lo conoció antes que a mi papá. Después de unos 50 años discuten y todo.
Yo andaba de peluca kind of Rod Stewart rizado y trasnochado, pedí un afro con unas mechas más larguitas, no me entendió, en casa me miré y me sentí obligada a decir "mi sueño es jugar en el mundial". Se intenta seguir con la frente alta, lo importante es no tener que peinarse..
*lrn'r*

Lillí dijo...

Quisiera taaanto verte el pelo nuevo...

emma con fiaca de azul dijo...

Chics perdòn que recièn las leo!

Yo tambièn tuve un peluquero que se llamaba Rolo, lnr

Lilli ahorita està mas largo y controlado