enero 30, 2008

Yates

Podíamos anhelar, en secreto, la batalla o al menos las insignias, pero en la superficie eramos descarriados sabelotodos respecto de cualquier cosa

en Jody se da la gran vida uno de los cuentos de Once tipos de soledad (1957)

3 comentarios:

Lunita dijo...

descarriados sabelotodos... jajaja
seeeeeeeee

gardener dijo...

Volví de Cabo Polonio y traje novedades.

EmmaPeel dijo...

lunita: siiiii, besos

gardener: veo que anda de campaña