mayo 28, 2008

Adorado Bob

En el exterior, el termómetro reptaba hasta los veinte grados bajo cero. Mi aliento se congelaba en el aire, pero no sentía frío. Iba camino del estrellato; no me cabía la menor duda. ¿Podía ser que estuviera engañándome? No. No creo que tuviera imaginación suficiente para ello; tampoco albergaba falsas esperanzas. Venía de muy lejos y de muy abajo, y ahora el destino estaba por revelarse. Tenía la sensación de que me miraba a la cara, sólo a mí.

Bob Dylan en sus Crónicas, Vol. I (2004)

4 comentarios:

meki dijo...

Nos trae un mensaje!

el-warren dijo...

Ah picarona! El corazón me dió un vuelco.
Neil no es cualquiera, ni Diamond, ni Armstrong, ni Sedaka. Neil es Young.
Por favor que no estoy para estos disgustos!

El Mellizo dijo...

me parece que sí. el mensajero de los dioses.

EmmaPeel dijo...

meki: quiero creer que si

warren: jajaja sabía que iba a caer! esl disco de Diamond está bueno igual, el mismo productor de la serie de versiones de Cash que son increíbles

melli: teniendo en cuenta que Robertito se paseó por todas las iglesias, le confío

besos a tutti