marzo 03, 2009

Quererse en Madrid

La gabardina no cede y la molestia ya es indisimulable. No porque la tenga muy grande (con cuarentitantos de mingitorios y algún que otro vestuario sabe que entra en el grupo de los estándar tirando a chico, aunque puede asegurar a quien quiera oírlo que no ha recibido quejas, calcula que gracias a su afán de cumplidor, siempre que se le dé tiempo y aire aclara a la que parezca ansiosa) sino porque la tela se ensaña en estar tanto o más dura que su pija. El afán evangelizador de testigo de jehová recién estrenado con el que Flora le apresta la ropa es comparable sólo a la dedicación con que Romina, en un par de horas, lo va a chupar hasta que pida basta.
Decide caminar estirando el paso para ver si afloja pero no, entonces no le queda otra que con la mano derecha tirar de la tela a la altura de la bragueta al tiempo que se apoya en la punta de los pies y se eleva unos centímetros. El movimiento produce un efecto curioso: al despegar el pantalón por la ingle y levantar los talones del piso recuerda a uno de esos souvenirs que venden en la recova de la bristol y en alguna que otra manta en la plaza de salta, esos muñequitos de madera a los que si uno tira por los pies, se les para la poronga desmedida para que las tías rían sonrojadas mientras devoran los alfajores de fruta.

Mira el reloj, todavía faltan dos horas para que se encuentre con Romina en algún bar del centro, se sienten en una mesa alejada de la ventana, pidan un whisky con un hielo y un agua sin gas para ella y él acompañe con una estela para no desafiar a los dioses (sólo un par de veces se rindió a la azul promesa del sildena y el dolor de cabeza no lo abandonó por tres días). Ya con la garganta en precalentamiento, le va a sacar de a uno todos los sufrires, porque Romina no tiene historias, tiene dramas y dramitas que desgrana en un tono neutro con una pátina ácida que la deja sonreírse de vez en vez, una forma de contar que divide a los interlocutores entre el miedo y el espanto, porque en ella todo da para placa roja de crónica pero lo cuenta con el profesionalismo y la seguridad de una presentadora de la deutsche welle. A él eso lo fascina pero también lo asusta, refrena la primera náusea (siempre fue flojo del estómago, su madre todavía recuerda cuando en días de crecida, allá en atalaya, al compás que subía el río vomitaba lo que tuviera a mano) y sigue mirándola sin verla, oliéndola a través de la madera de la mesa, de los levis gastados, de la tanga, del medio mundo y cuatro baldosas que los separan.


Enredado en la entretela de la memoria, buscando la punta del hilo que desande el camino que lo lleve del olor al roce de sus dientes y de ahí al brillo de la transpiración entre las sábanas usadas y a las uñas clavándosele en la espalda, en esa tarea está cuando escucha el teléfono.
Un mensaje de texto:
ya están los pasajes!

Dos horas faltan para ver a Romina y perderse entre sus sombras, un poco menos que las doce que faltan para viajar con su mujer en plan segunda luna de miel


buenísimo contesta nos vamos a querer en madrid

23 comentarios:

Mariana Soffer dijo...

I cannot say what the exact meaning of love is. But when I use that word, it means that something is very precious to me. I feel not only closeness, but also caring and respect. For example, I love my watch but there are no relations of closeness between us, we do not share the same experiences. Love is for people who have the same experience as mine - feelings, pain, and pleasure. That is why we should respect others, because they are part of myself

By the way mi hermana vive en barcelona y fui muchas veces a espania, asi que si queres consejo preguntame.

Anónimo dijo...

maravilloso Emma, simplemente maravilloso
Pato

meki dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
reverb dijo...

...está muy bien escrito
y el relato da ganas de seguir leyendo
-por otro lado, en mi opinión, creo que ser un traidor es muuy jodido
está feo dormir con el enemigo.

Siesta escandalosa dijo...

No quedó otra que escribirlo, no?

Siesta escandalosa dijo...

Y coincido con Reverb: dan ganas de seguir leyendo.

carmela dijo...

Me encantó.

¡felicitaciones por expulsar tan lindas palabras!

meki dijo...

Se me borró el comentario, pero la idea más o menos era que me diste un alegrón con este posteo.
Buen texto, interesante vuelta de tuerca del punto de vista. Como te dijo Reverb, dan ganas de seguir leyendo.
Me iluminó la mañana llegar y encontrar que por fin lo habías bajado (en todos los sentidos posibles del término).
Beso y abrazo, M.

emeygriega dijo...

Qué bien escribís, mamina.

staff dijo...

maderfáquers: som todos iguais!
Lpz.

josefinadelacanal dijo...

Hola Emma :
Lo que sucede es que la mayoría de las mujeres (sobre todo las de mi edad), servimos mas para planchar o poner la cantidad de apresto justa, que para mamarnos una buena garompa.
un beso
josefina
(de paso),

brasil dijo...

Me encantó como está escrito. Pero me dio un desasosiego mayor que con la lluvia...

Silvio Astier dijo...

Lo bueno de Madrid es que no hay monotonos romínicos, porque allá, las gallegas te hablan y se te para sola. Y eso lo va a disfrutar esa entrepierna planchada con apresto de Flora.

Asi que sí.

Se van a querer en Madrid.

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

QUE MARAVILLA TU ESCRITO eMMA IBA IMAGINANDO TODO CONTIGO.CARIÑOS

Rupert dijo...

Emmita, te tengo escribiendo como una damita! Qué lindo!

sandro de america (el boliche) dijo...

era muy extenso para leerlo, asi que felicitaciones por nada. solo para acariciarte el ego.

EmmaPeel dijo...

gracias mariana! te prometo que en cuanto clave la brújula te pregunto

gracias Pato! serás la Pato que conozco?

reverb: creo que quedan dos partes más, veremos si me convencen y las subo

siest: shes!

carme: grazie, me sonrojé

Uy! gracias amiga =)

emeygriega: me honra, gracias =)

lopecito: naaaaaahhhh ;)

jose: pero si usté s una piba!

brasilete: siento cagarle la siesta ahijado

silvio: la tonadita garpa, tiene razón

mary: gracias por pasar y leer!

rupertito: aunque no siempre lo parezca, soy una dama =P se agradece

sandro: gracias, saludos a las chicas!

besos a tutti

Protervo dijo...

muy, muy bueno.

Tamara dijo...

Buenísimo el texto Emma! El de la sordera también, me emocionó, me conmovió. Te doy un abrazo enorme que salte posteos y llegue al de la pizza, la plaza y el colibrí. Besos miles!!!

AL-JAZERRA dijo...

muy bueno Palm
alejandro

maría dijo...

a la pelotita, belio belio belio.

la quedé en Madrid, contá el resto plis.

EmmaPeel dijo...

proter: grazie

tamara! hola! qué lindo leerte acá! besos

gracias maestre!

merie: de a poco le cuento el cuento entero

besos a tutti

Marina dijo...

qué inspiradísima la encuentro! un placer